La verdadera historia del “Avión Pirata”

1575

La misión consistía en realizar vuelos de patrullaje hasta interceptar al avión pirata y obligarlo a cambiar de ruta hacia el aeropuerto de Cochabamba. Es así que en la noche del 29 de julio aterrizó en El Trompillo la enigmática aeronave, se trataba de un cuatrimotor “Constellation” con matrícula norteamericana N2520B, de propiedad de “Lloyd Airlines” de Miami, que custodiado por milicianos armados descargó impunemente algunas cajas de mercadería. A las 06:30 del domingo 30 de Julio de 1961, el Constellation decoló sin presentar plan de vuelo ni manifiesto de carga, indicando que sólo realizaría un vuelo de prueba, pero lo raro era que llevaba los tanques de combustible llenos y toda la carga a bordo. Alertados por la torre de control, lo cazas decolaron en su persecución; una vez interceptado el avión contrabandista a 120 kilómetros de Santa Cruz, los Mustang por medio de sus radios y con maniobras indicaron al piloto que se dirija hacia Cochabamba La tripulación del avión pirata haciendo caso omiso, tomó rumbo a la Argentina, por lo que los cazas hicieron varias pasadas delante de la aeronave disparando ráfagas de ametralladoras al aire, sólo ante esta enérgica advertencia, el cuatrimotor desistió de su fuga; pero en lugar de dirigirse a Cochabamba retorno al aeropuerto de Santa Cruz, porque estaba seguro que allí encontraría la protección de los milicianos; ante este desacato los F-51 reanudaron sus peligrosas maniobras. “El Tte. Ameller solicitó permiso para derribarlo, habiendo sido desautorizado por el Cap. Peredo”.

Ya en las proximidades de Santa Cruz, el Constellation como último recurso para eludir a sus captores realizó una intempestiva picada sin lograr desprenderse de los cazas, en estas críticas y confusas circunstancias se produjo la desgracia, el Mustang F-51D matrícula (FAB-)260 [6] piloteado por el Cap. Alberto Peredo Céspedes, se estrelló en las cercanías de la avenida Circunvalación, con la muerte instantánea del audaz aviador. Mientras tanto, acosado por el caza del Tte. Ameller, el cuatrimotor aterrizó en El Trompillo, donde fueron apresados todos sus tripulantes. Para evitar su posible fuga de al amparo de sus cómplices, los neumáticos de la aeronave fueron desinflados. La cuantiosa mercadería incautada, compuesta por cigarrillos, telas, artículos nylon, televisores y otros, estaba evaluada en más de un millón de dólares de la época, la mercadería quedó en custodia de la FAB y luego fue trasladada a los almacenes de la Aduana en la ciudad de La Paz.

El “Caso Constellation” causó una tremenda conmoción política puesto que fueron involucradas autoridades, funcionarios, y milicianos del partido gobernante, por lo que el mismo presidente de la República Dr. Víctor Paz Estenssoro, dispuso la intervención militar de Santa Cruz, que concluyo con la captura incruenta de 85 milicianos y el desbande de otros 130.

El 25 de agosto de 1961, el juez 4to. de Instrucción en lo Penal designó al Comandante de la FAB, Gral. Barrientos, Depositario Judicial de la aeronave y de las mercaderías en ella incautadas; asimismo, por Resolución del Tribunal Supremo de Justicia Militar se dispuso que el Constellation pase a la Fuerza Aérea como compensación por el Mustang destruido. Pero a raíz de la tenaz oposición de la Aduana Distrital de La Paz, que pedía su remate y el efecto de otras argucias judiciales que impidieron se concrete estas disposiciones, el avión quedó en custodia en el Colegio Militar de Aviación, deteriorándose por la acción climatológica y su prolongada inactividad, hasta quedar fuera de vuelo. De esta manera en julio de 1972 fue trasladó a la Av. Uruguay de la populosa zona del Tao de la capital oriental, para formar parte del nuevo parque “Boris Banzer Prada” más conocido como plaza del avión pirata.

En esta foto de Clint Groves (Feb-1956) la nave se encuentra en el medio oeste (EE.UU), nótese el esquema de colores de la Braniff. Según el excelente sitio web “Branniff Pages” fue utilizado por el presidente Dwight D. Eisenhower; los aviones Constellation de esta empresa tenían los sobrenombres “Fear” y “Panic” apodados así por sus mecánicos y pilotos. Los Constellation de Braniff fueron retirados en el otoño de 1958 y almacenados en Washington National Airport. Luego son vendidos a otras empresas.

Pilotos bolivianos, Uruguay el 15 de Septiembre de 1960. El primero de la derecha es el entonces Tte. Alberto Peredo Céspedes (1955), que participo en la intercepción del avion pirata. El F-51D Mustang, (Foto Rolando Grasso Alfaro).

Deja tu comentario